Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Un implante dental es tan sencillo como un pequeño tornillo de titanio que se une al hueso de la mandíbula o del maxilar formando lo que será la raíz nueva del diente.

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es tan sencillo como un pequeño tornillo de titanio que se une al hueso de la mandíbula o del maxilar formando lo que será la raíz nueva del diente.

Una vez que la nueva raíz, es decir el implante dental, se ha integrado perfectamente en el hueso, se procede a colocar la funda o el puente fijo correspondiente de manera que ya tenemos los nuevos dientes estables, funcionales, seguros, en su sitio y para siempre.

Tipos de implantes dentales:

  • Subperiósticos (yuxta-óseos): Este tipo de implantes consisten en un marco de metal que se coloca en el hueso de la mandíbula justo por debajo del tejido de las encías. Por eso, éstos tienen la forma de la orilla del hueso para que puedan ser fijados adecuadamente.
    Principalmente, este tipo de implantes dentales se utilizan para pacientes que no pueden usar las dentaduras convencionales y que tienen una altura ósea mínima.
  • Endo-óseos: Hoy en día este es el tipo de implante dental más comúnmente utilizado. Este tipo de implantes se colocan quirúrgicamente en los huesos maxilares o en el hueso de la mandíbula. Cuando el implante ya se encuentra listo y la osteointegración a concluido, se procede a colocar la prótesis o corona para darle el aspecto de diente.
    • Cilíndricos: Estos implantes son los que se integran con el hueso de tal manera que tienen unas pequeñas perforaciones para que el hueso pueda desarrollarse en su interior y así quedar firmemente colocado, para dicho implante es necesario el uso de un bisturí. El proceso para realizar este tipo de implantes suele ser algo lento debido a que el hueso debe integrarse poco a poco, por lo que hoy en día no son muy usados.
    • Tornillo (roscados): El implante con forma de tornillo está elaborado con un metal biocompatible, el cual es el titanio. Una de las varias ventajas que incluye este tipo de implante dental es la posibilidad de ser colocado en uno o varios dientes consecutivamente.
    • Láminas: Estos implantes nos dan muy buenos resultados cuando se sustituye un incisivo central en el nivel del maxilar superior, más que todo cuando el hueso es bastante ancho y profundo. No recomendamos su uso en el caso que la pérdida del diente sea total.

Ventajas:

  • Los implantes dentales te ayudan a tener una masticación adecuada de una gran variedad de alimentos que con otros sistemas de reemplazo dental te sería imposible consumir.
  • Te brindan una sensación de naturalidad en comparación con dientes verdaderos mucho más aproximada que las tradicionales dentaduras postizas.
  • No te van a ocasionar rechazos motivados por respuestas antígeno-anticuerpo ya que están fabricados de materiales sintéticos, estériles y biológicamente compatibles.
  • Te aseguran una durabilidad superior para la cual están especialmente diseñados, perdurando en el tiempo hasta por más de 25 años.
  • La limpieza de estos implantes es más sencilla respecto a otros sistemas de reemplazo.

Centro Tecnico Dental Gijón - Implantes Centro Tecnico Dental Gijón - Implantología Centro Tecnico Dental Gijón - Implante

Los riesgos de los implantes dentales:

  • El mayor riesgo del implante dental es su rechazo. En este caso, el implante dental puede moverse o caer, pero sin dar complicaciones. Sobre el éxito o el fracaso del implante ya se puede hablar en 2-3 semanas después de la intervención.
  • Otro riesgo de las implantaciones es la infección. Para evitar estos problemas todos los instrumentos son desechables o esterilizados en herramientas especiales e inmediatamente después de la cirugía se prescribe a los pacientes antibióticos y analgésicos.

 

Etiquetas de la sección

Redes Sociales